American Legend: ¿Concurso de Mates de 1987 o 1988?

American Legend: ¿Concurso de Mates de 1987 o 1988?

0 comentarios

Islandia siempre nos hace sentir que otro mundo para vivir es posible. OK. Su Primer Ministro llegó a plantearse aquello de prohibir la pizza de piña. No quiero saber más, tampoco quiero que me digáis más. Es así, una cosa para prohibir. De verdad alguien puede prescindir de la salsa barbacoa para poner piña… No creo.

El objetivo de esta serie de artículos es hablar de leyendas americanas, leyendas de basket que se han ido petrificando en piedra con los años. Axiomas que aceptamos sin rechistar. Pero que a nada que rascas, puedes reconfigurar. Por ejemplo, a ver… El otro día pillaba por Youtube el concurso de mates de la NBA de 1987. El primero que gana Michael Jordan, a Wilkins, pero a Damian, porque Nique estaba lesionado. Igual que la leyenda de Spud Webb, el ‘enano’ que nos ganó el corazón con su elevación. El del 87 se convirtió posiblemente del gran damnificado de las ganas de la NBA de crecer. Siempre han sabido vender humo en el desierto y para el 88 decidieron decirle al mundo que fue el mítico MJ vs. Nique.

OK, yo no lo tengo tan claro. Sí, sí… en el 88 MJ saltó desde la línea de libres, pero también lo hizo un año antes. Y en 88 guerreó contra Wilkins, para muchos el mejor matador de concursos por la fecha. Pero volvemos a lo mismo, en el 87 se midió a Jerome Kersey en su mejor versión.

Jerome Kersey vs. Jordan

El malogrado Kersey, con sus orejitas de Star Trek que decía Andrés Montes, realizó el mejor de los 4 concursos seguidos que disputó. Obligó a Michael a forzar al límite -e incluso repetir mates, como con los años dijo Kersey-. MJ le había prometido a sus compañeros de equipo 1.000 pavos por cabeza, de los 12.500 que había de premio, como deferencia a otro año de dominio absoluto de bola y situación.

Era un año básico para Nike, además, Phil Knight, su dueño, ya estaba en la cresta de la ola y no era el momento del fallo. En 1987 sacó las primeras Air Jordan lejos de la prohibición, las Jordan II, con las que MJ protagonizó parte de sus mates más míticos: Rock The Craddle; Línea de libres; Duck Your Head; Kiss The Rim; y el reverso a dos manos, denominado Clutch Dunk.

El año del órdago de Nike 

Apoyado en el éxito de MJ, Nike apostó por la zapatilla más famosa del mundo, la AirMax 1, al margen de empezar a salpicar las canchas de la NBA con nuevos modelos. En ese mismo concurso Kersey lucía las Nike Court Force High. Gerald Wilkins apostó por las Delta Force ¾. Además, un jugador local, el más desconocido y quizás más favorito para ganar, Terence Stansbury de Seattle Supersonics se decidió por las Delta Force más altas con los colores verdes y blancos.

Stansbury hizo uno de los mejores mates para arrancar: un 360º que acabó con la estatua de la Libertad. Pero de ahí al final, ya no igualó sus estándares. Clyde Drexler, picado o poco motivado, tuvo intención de demostrar a MJ que cada mate suyo lo hizo mejor, pero qué va… era más fotocopia que copia.

Michael llegó a la final con Kersey y le ganó. Le costó arrancar 50s, pero al final su plasticidad, los primeros intentos de Slow Motion de la televisiones, le dieron la victoria por delante de un buen ‘Mercy Kersey’, pero que tuvo más fuerza que maña.

De verdad es un buen ejercicio ver estas cosas. Es cierto que entra en juego un importante elemento de complicidad con el basket de entonces. Pero da gusto… apenas llega a 30 minutos con trofeo y todo.

La entrada American Legend: ¿Concurso de Mates de 1987 o 1988? aparece en Gigantes del Basket.

Fuente: Gigantes