Blake Griffin, operado de nuevo: las lesiones cortan un gran talento

Blake Griffin, operado de nuevo: las lesiones cortan un gran talento

0 comentarios

La carrera de Blake Griffin en la NBA se ha enquistado, es un hecho. Ha vuelto a ser operado con una cirugía artroscópica de la rodilla izquierda, el mismo procedimiento que se hizo el pasado verano y por el que esta temporada había empezado 10 partidos más tarde y sólo ha disputado 18. Una catástrofe de doble vía: por un lado, se acaba el año para él; por otro, esa parte de su cuerpo se castiga de nuevo y lleva los demonios a la cabeza del seis veces jugador del All-Star.

¿Cómo quedan los Pistons?

Los Pistons sufrirán la baja prolongada de una de sus dos estrellas y esto va a tener consecuencias. Si las malas sensaciones se prolongan un poco más, habrá cambios drásticos. Que Andre Drummond, el compañero interior de Griffin y la otra gran estrella de esta franquicia, esté en la rampa de salida no es casualidad. Reniegan del tanking agresivo en Detroit, una de las pocas ciudades campeonas de este siglo, pero saben dejarse ir si eso va a suponer algo beneficioso a largo plazo. La salida de Drummond y algún otro cambio fácil de digerir de primeras serían parte de una reorganización que quizás sea necesaria.

Dwane Casey llegó el pasado verano y los Pistons volvieron a los playoffs, pero fue con el mejor Blake Griffin de siempre. Ahora toca darle una vuelta al proyecto.

Otro frenazo a la carrera de Blake Griffin

Esta nueva situación no es que pille de sorpresa. Blake Griffin lleva luchado contra su cuerpo durante toda su carrera, incluso desde antes de que ésta empezara. Fue uno de esos jugadores (Ben Simmons, el último) que ha sido galardonado con el premio de Novato del Año la temporada siguiente a la primeramente estipulada por pasarse ésta lesionado. Griffin fue elegido en el Draft de 2009 como número uno y no jugó hasta la 2010/11, en la que obtuvo ese reconocimiento. Su físico no ha resistido las expectativas.

En los Clippers tuvo luces y sombras, evolucionando de un jugador ultrapotente que sólo era conocido por sus mates a un ala-pívot de nuevo cuño que demostraba poder hacer más cosas. Justo cuando mejor cara estaba mostrando, ese equipo se acabó. La unión con Chris Paul y DeAndre Jordan en la conocida como Lob City no tuvo un buen final: a Griffin le echaron del equipo medio año después de renovar por el máximo y que le prometieran La Luna. A Detroit llegó muy quemado, con ganas de reivindicarse, y lo hizo mejorando sus habilidades, empezando a lanzar realmente bien y a seleccionar mejor sus lanzamientos, con dotes de buen director de juego, empleándose más en equipo que en individual y ofreciendo su mejor cara. De poco ha servido. La vuelta a la postemporada acabó con él lesionado y relesionado.

La regularidad no ha conocido a Blake durante su carrera en la NBA. No ha llegado a los 70 partidos en seis de las diez temporadas que ha jugado. Especialmente duro está siendo desde 2015 hasta ahora: 247 partidos jugados de 410 posibles, por lo que se ha perdido el 39,8% de los encuentros de fase regular.

 

La entrada Blake Griffin, operado de nuevo: las lesiones cortan un gran talento aparece en Gigantes del Basket.

Fuente: Gigantes